10 de abril de 2010

Pequeña crónica de la Exposición

De camino a la Exposición, ví un par de carteles pegados en las paredes. Anunciada estaba, ¡no me puedo quejar!


Al llegar, conocí a Marisa, otra de las colaboradoras. Llegamos con tiempo (la plaza estaba desierta). No hay foto de multitudes pidiendo autógrafos y tal. A los pocos minutos, llegaron los padres del compañero Marckos —ésto suena a selva colombiana, leñe— desde Gijón para asistir. Os recuerdo que la exposición va dedicada a su memoria, ya que falleció el pasado otoño.

Rosa, Maria y Marcos sacando fotos de crónica.


Otra vista de la exposición, mientras unos chavales se batían en el campo del honor —¡el escaque blanco, siempre a la derecha!.

Deciros que la muestra es un claro ejemplo de la teoría de Bob Mankoff: it's not the ink, it's the think what makes a cartoon great (no es la tinta sino la idea lo que hace un buen chiste), y en esas paredes hay derrochado ingenio a raudales.

4 comentarios:

DGV dijo...

Muy bien, muy bien esa crónica... :) Hace ilusión ver tu viñetica en la pared?? Jejejeje. ;)

JoBi dijo...

Se te hace el culo pesicola, pero como había público me contuve gracias a un corcho de vino...

Oscar+AB dijo...

Qué suerte que estéis por Madrid y podéis asistir en directo :D Muchas gracias a ti y a J.R.Mora por las fotos :D

Por cierto, buenísima la dedicatoria que le has hecho a runtime, jajaja! Si es que es menos peligroso hacer chistes de Mahoma que de Ramonc... (bueno, de ese señor, no me atrevo a pronunciar su nombre, por si acaso).

JoBi dijo...

Hay una horda de capirotes con la RRR, hachas y antorchas en dirección a tu casa... XD