20 de marzo de 2010

Redes sociales

No recuerdo a quién leí hablar sobre el oficio de dibujante como una tarea solitaria. Y es cierto. Parir una viñeta, una página, un chiste, un álbum, se hace de modo artesanal. El papel, el lápiz y tú. Vale, se usan más herramientas, pero lo esencial es lo anterior.

La red ha permitido formar "comunidades" en la que -como esos grupos de apoyo de las películas americanas- no estás solo. Éste medio en el que hoy escribo, sin ir más lejos. A medida que he ido sacando una actividad que ha estado unos años en letargo, he ido descubriendo diferentes lugares. Así, quiero mencionar -y agradecer- a los moderadores y usuarios de los siguientes portales por haberme admitido en ellos y haberme animado a participar:


2 comentarios:

Joseba Morales dijo...

^^ es lo bueno de internet, ha convertido una profesión solitaria y un gremio desperdigado en una comunidad bastante unida, se podría mejorar como todo, y queda mucho por andar pero se han dado unos cuantos pasos importantes.

:D un abrazo compañero¡

JoBi dijo...

De parias frikis a seres sociales... ¡vaya cambio!