18 de febrero de 2009

Madrí...

Y un Papermate de punta de fieltro ocioso tiene la culpa...