27 de junio de 2007

Internet y los Chistes (2)

La verdad es que la red es un mundo inexplorado. Algunas aguas llenas de galeones, otras de piratas. Las aguas del porno, en cambio, parecen más transitadas que la línea 1 del Metro. Hace un par de semanas le dí un toque a Pau porque encontré un chiste suyo en una de esas webs de humor gráfico. No le borraron la firma (cosa que suele ser habitual) pero tampoco le avisaron. Yo no tengo inconveniente que mis chistes salgan en otras webs, siempre que den mis datos de contacto (nunca se sabe). Así que avisé a Pau.

Por otro lado, vale que el chistógrafo oficial del periódico dice lo que se le pasa por la cabeza, supongo que con el visto bueno del redactor jefe. Jason Chatfield habla de un humorista independiente despedido tras un aluvión de cartas de lectores (personalmente, considero que el chiste en cuestión es excelente y nada ofensivo, como argumenta el periódico). Frank Cho publica sus tiras censuradas en su página web.

¿Es el chiste editorial como el bocata de chopped, para ir tirando? Yo creo que el chiste editorial es necesario, suele poner el dedo en la llaga con más facilidad que una columna o un artículo. Recuerdo una brillante viñeta de Ricardo & Nacho del 91, con Bush padre y Saddam frente a frente en una mesa de ruleta. Bush "Centro militar". Saddam "Refugio civil". Y La Muerte, retirando los cadáveres de la apuesta con la guadaña: "Da igual. Gana la casa".

Hay una iniciativa interesante en Estados Unidos que es Caglecartoons. Tiene una recopilación de chistes editoriales de diferentes medios, cuyos autores se unen a la iniciativa de Daryl Cagle que les abona unos emolumentos cada vez que alguien desea reproducir un chiste de su fondo editorial. ¿Será éste el futuro?

2 comentarios:

Juan Rubio dijo...

Hola Jobi,

No conocía tu labor, para eso está internet para darnos a conocer. Gracias por el link, acabo de hacer lo propio.

Es curioso el temor que tenemos a que nos roben un dibujo y lo publiquen en otro lado sin el consentimiento del autor. Mira yo soy de los que piensan que: si alguien me roba mis dibujos y se gana la vida con ellos, maldita la gracia de mi mismo que me muero de hambre dibujando. Ahora bien, si es para consumo propio, es decir lo copia, lo archiva en su PC, lo imprime y me cuelga en un bonito cuadro en el comedor de su casa, pues de puta madre. Y si lo cuelga en su web y no me enlaza pues mientra mantenga la firma, pues creo yo que hay gente inteligente para buscarte por la firma.

Paciencia y saludos,

JoBi dijo...

Es como todo, Juan. Queremos tener club de fans y/o que nos conozcan, pero no que se aprovechen de lo que es "gratis", como dice López-Rubiño.

Yo, cuando veo a alguien cuyo curro me gusta, lo enlazo :)